Vacaciones, big data y small data

septiembre 04, 2017
bitubi comunicación

A quien más, quien menos, se nos van acabando las vacaciones de verano por este año. Toca mirar y remirar fotografías de la playa, la piscina, las vistas desde la montaña o recordar lo bien que lo hemos pasado en Disney. En pocas palabras, toca suspirar y consolarnos pensando que ya queda menos para las vacaciones del verano que viene. ¡Ay!

Pero, ¿ya está? Cuando nos vamos del hotel en el que nos hemos alojado y hacemos el check out, ¿nos mandan al archivo de “eliminados”? ¿Y qué hace ese restaurante en el que nos comimos la mejor paella que hemos probado y de la que, por supuesto, hemos subido una imagen a redes sociales con el hastag #lamejorpaella #restaurantepepito? ¿Cambia el mantel para los siguientes comensales y “si te he visto no me acuerdo”? Puede parecer que sea así, pero si tanto hoteles como restaurantes, destinos, ciudades, museos, etc., se ponen a escuchar qué se dice de ellos, están ante una mina de oro.

Del big data al small data

La cantidad de datos que actualmente circula por la red tiene tal dimensión que es imposible poder manejarla de forma convencional a través de una base de datos. ¿Os imagináis a alguien “picando texto” sobre una tabla Excel cada vez que alguien escribe la palabra “Nueva York”? ¡Sería imposible!

Gracias a que hay personas que, antes de que el resto de los mortales seamos conscientes de muchas cosas, ya han puesto en el mercado la solución a nuestros problemas, hoy en día existen multitud de softwares, aplicaciones y herramientas tecnológicas que nos ayudan a recoger y ordenar todos los datos. ¡Qué sería de nosotros sin ellas!

Pero, y aquí es cuando viene meollo de la cuestión, una vez que tenemos todos esos datos en nuestro poder, ¿qué hacemos con ellos? ¿Para qué nos sirven? A estas alturas de la película lo que nos toca es escuchar en profundidad qué se está diciendo: el detalle, la anécdota o el comentario pueden sernos altamente útiles para nuestro negocio.

Aprovecha la información que tienes

Saber lo que opinan tus clientes sobre la habitación que han ocupado, sobre qué les gusta comer o beber o saber cuáles son sus aficiones, puede hacer que les fidelices para otro año o que te recomienden entre sus amigos. Y, no, no es nada difícil poder hacerlo: mira qué han comentado en redes sociales durante los días que se han alojado en tu hotel, a dónde han ido, si son más de ir a la playa o de descubrir lugares cercanos, si les gustan los museos o prefieren tomar tapas en los bares de la zona… Tienes sus datos de contacto, su email y lo que les gusta hacer en sus momentos de ocio: diseña para ellos una experiencia totalmente personalizada y envíasela por correo electrónico (puedes aprovechar las navidades para hacerlo y así les felicitas el nuevo año).

¿Y si eres un destino? Sentimos comunicarte que, si no estás aprovechando toda esta información, ya andas tarde. Y, es que, por ejemplo, Benidorm ya lo está haciendo. ¿Te imaginas la cantidad de aspectos que puedes cambiar y mejorar en tu destino en base a los comentarios de tus visitantes? ¿O saber qué recorridos son los más utilizados y cuáles menos? ¡Son vuestros propios visitantes los que os están dando las pistas para los mensajes de promoción de vuestro destino!

Adelantarte a la llegada de tu cliente

Gracias al análisis de datos puedes adelantarte a lo que quiere tu cliente y hacer que tenga una experiencia personalizada incluso antes de llegar a tu destino, tu hotel o tu museo. ¿Cómo? Escuchando, cómo no.

Con herramientas como Google Analytics puedes saber qué páginas son las más visitadas en tu web y cuáles son en las que más tiempo se está y en cuáles se hacen más “clics. De ello puede deducirse que son las páginas que más interés producen en tu posible cliente: aprovéchate de ello y ofrece una navegación sencilla y eficiente por ellas.

Además, si para llegar a cierto contenido de calidad (mapa turístico de la región, actividades importantes en los próximos meses, etc.), pones como condición que te dejen un email de contacto y pides el permiso pertinente para poder hacer llegar ofertas exclusivas, ya tienes un dato que puede ser oro puro. ¿Te suena el término inboud marketing o marketing de contenidos? Este es el primer paso para tener una estrategia basada en esta metodología.

Por todo esto y mucho más, desde bitubi comunicación te animamos a que des el paso y a que aproveches todo lo que sabes de tu cliente antes, durante y después de su experiencia contigo.

No comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *