Auditoría exprés de comunicación

Sí, lo sabemos: las 24 horas que tiene el día no son suficientes para hacer todo lo que tenemos que hacer. Una solución podría ser intentar que la rotación del sol, de la luna y de la Tierra fueran más lentas y conseguir días de más horas. ¿Lo veis posible? En bitubi comunicación no tenemos del todo claro que se pueda conseguir y, además, sabemos que aunque los días tuvieran más horas, tampoco llegaríamos a conseguir hacer lo que tenemos que hacer.

Entonces, ¿nos cruzamos de brazos y “nos picamos y no respiramos”? Tampoco, porque aquí llegamos al rescate y os ofrecemos 2 soluciones:

1. Auditoría exprés de comunicación de la mano de bitubi comunicación

Os ofrecemos una auditoría exprés de comunicación, auditoría externa y profesional, porque 4 ojos ven más que 2 y porque estamos especializadas en la comunicación turística.

Si queréis recibir nuestra auditoría exprés de comunicación, no tenéis más que rellenar el formulario que encontraréis en este enlace o pinchando en la imagen superior, dejarnos vuestros datos y recibiréis vía email nuestro análisis sobre vuestra imagen de marca junto con nuestras recomendaciones para vuestro despegue.

¿Ya os hemos dicho que nuestra auditoría exprés de comunicación es gratuita y no os compromete a nada? Por si acaso, os lo decimos: es gratis y sin compromiso. Porque sí. Porque así somos en bitubi comunicación.

2. Auto-auditoría exprés de comunicación

Estos son 4 de los aspectos que podéis analizar sobre vuestra comunicación y y vuestra imagen de marca:

1. ¿Soy coherente con lo que digo de mi marca en las plataformas en las que comunico?

Hay veces que nos encontramos con marcas que, en función de dónde estén comunicando, envían mensajes que no son coherentes entre ellos. Una buena manera de comenzar con esta auditoría exprés es que seáis conscientes de qué estáis diciendo, qué línea editorial estáis usando y a quién os estáis dirigiendo en cada plataforma en la que estéis comunicando.

Así, centrándonos en las redes sociales de vuestra marca, es más que probable que tengáis muy definido al tipo de público objetivo al que os dirigís en vuestras publicaciones. Pero, ¿les estáis hablando igual? Cada red social tiene una forma diferente de “hablar”; algunas requieren más contenido textual mientras que otras, más contenido a nivel gráfico, por ejemplo. En algunas, se “permite” una comunicación más informal y en otras el lenguaje es más formal y profesional.

Revisad bien vuestras publicaciones y, a partir de ahora, prestad atención a este punto.

2. ¿Soy constante en mis publicaciones del blog?

Más de un cliente nos ha transmitido que, como no tiene tiempo para escribir artículos en su blog, lo suple con publicaciones más constantes en redes sociales. Bueno, es una opción, pero tenemos que saber que si un potencial cliente entra en nuestro blog y ve que el último artículo publicado es de hace 10 meses, se va a llevar una mala imagen de nuestra marca.

Sabemos que puede ser complicado saber de qué hablar de forma periódica y, para que no ocurra eso, lo mejor es hacerse una planificación con las publicaciones para el blog (y lo mismo para el resto de plataformas). De esta manera, en los momentos en los que tengáis menos carga de trabajo, podréis escribir y dejar preparados varios artículos de una sentada.

Imagen: Eric Rothermel vía Unsplash

Y ahora viene la pregunta del millón: ¿cada cuánto tiempo es recomendable escribir un artículo? Lógicamente, no hay una respuesta única. Dependerá de vuestro sector, de las actividades que llevéis a cabo, de vuestras novedades, etc. Lo que es importante es ser constante y escribir 1 artículo por semana, cada 2 semanas o cada mes, eso lo tenéis que decidir vosotros. Eso sí, una vez decidida esa cadencia de publicación, hay que cumplirla.

3. ¿Gestiono los comentarios que hacen sobre mi marca?

Hoy en día es muy fácil poder comentar la experiencia de usuario que hemos tenido al comprar un producto o al disfrutar de un servicio. Esta “democratización” en las opiniones es un arma de doble filo: por un lado, si la satisfacción de nuestro cliente es alta, su opinión será positiva y ello hará que otros potenciales clientes también nos compren; si la satisfacción del cliente no ha sido la esperada, es más que probable que haga un comentario negativo sobre nuestra marca. En ambos casos, en el de la opinión positiva y en el de la negativa, es muy importante que, como propietarios de nuestra marca, gestionemos esos comentarios y opiniones.

La persona que nos está dejando un comentario nos está “regalando” parte de su tiempo (sí, ese tiempo que no nos sobra a nadie), qué menos que darle las gracias o intentar solucionar aquello por lo que no ha quedado satisfecho.

4. ¿Y Google? ¿Qué pasa con Google?

Nos puede gustar más o menos, pero Google no es un simple buscador de información. Google es nuestro principal escaparate, nuestra puerta de entrada. Si en una tienda física cuidamos nuestro escaparate, ¿cómo no vamos a hacerlo en nuestro escaparate online?

Sabemos que actualizar toda la información que Google tiene de nuestra marca puede ser largo y tedioso pero hay que hacerlo sí o sí.

Optéis por la opción 1, bitubi comunicación, o por la opción 2, auto-auditoría interna, qué mejor manera que terminar este 2019 que con un buen análisis de vuestra imagen de marca y así poder comenzar 2020 con los deberes hechos. ¡Animaos a hacerlo!

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *